Inicio / Información / Cómo los evangelistas colombianos socavaron el referéndum de paz

Cómo los evangelistas colombianos socavaron el referéndum de paz

El 28 de septiembre, cuatro días antes de que Colombia celebrara un referéndum sobre los acuerdos de paz recientemente firmados por el gobierno con los rebeldes izquierdistas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) el futbolista Daniel Torres, miembro de una de las poderosas iglesias evangelistas del país, publicó un vídeo en Facebook que pronto se hizo viral en el que exponía su oposición a los acuerdos, concluyendo: «Sólo Jesucristo puede traer la paz que tanto deseamos».

El domingo siguiente, una ínfima mayoría del menos del 40% de los colombianos que se molestaron en votar en el referéndum rechazó el acuerdo de paz. Parece que el presidente Juan Manuel Santos había calculado mal al convocar el referéndum, y su campaña ciertamente no había logrado convencer a muchos de los 10 millones de evangélicos del país (de una población de 48 millones) de que los acuerdos con las FARC, destinados a poner fin a 52 años de conflicto y que tardaron cuatro años en alcanzarse, no «ponían en peligro a la familia tradicional».

Grupos

Santos ya era muy impopular entre los grupos cristianos fundamentalistas de Colombia, que se han opuesto con vehemencia a la legislación que liberaliza el derecho al aborto y permite a las parejas del mismo sexo casarse y adoptar niños.

En las últimas semanas, los medios de comunicación colombianos han señalado que Gina Parody, que dirigió la campaña por el «Sí» del gobierno en el período previo al referéndum, dimitió como ministra de Educación tras la derrota. Parody, que es lesbiana, se ha enfrentado a una sostenida campaña contra de grupos de derecha por su orientación sexual.

La ex ministra estuvo en el ojo del huracán en los meses previos al referéndum, después de que los cristianos ultraconservadores la acusaran de buscar la «colonización gay» de la juventud colombiana al publicar un manual para profesores sobre cómo tratar el acoso escolar por razón de género.

El mismo grupo de ultraconservadores utilizó su orientación sexual para desacreditar el acuerdo con las FARC.

El acuerdo de paz que Parody promovía buscaba una atención específica de género para las víctimas de la violencia sexual, pero terminó siendo explicado a los cristianos preocupados como una «ideología de género» que buscaba promover la diversidad sexual.

«El acuerdo vulnera principios evangélicos como el de la familia cuando habla de equilibrar los valores de las mujeres con los de estos grupos», dice Edgar Castaño, presidente de la Confederación Evangélica de Colombia.

Colombia

«Tienen sus derechos, pero no pueden tener prioridad sobre los de los demás», afirma Héctor Pardo, asesor del Consejo Evangélico de Colombia.

El gobierno se esforzó durante toda la campaña para intentar convencer a los evangélicos del país de que los acuerdos de paz no eran una amenaza para su modo de vida, pero fracasó. Dos días después de conocerse el resultado del referéndum, los líderes de las iglesias evangélicas de Colombia se reunieron con Santos.

«Ellos quieren claridad. Vamos a quitar de los acuerdos todo lo que amenace a la familia, que amenace a la iglesia y vamos a encontrar la frase, las palabras que no infundan miedo a los creyentes», dijo el presidente Santos tras reunirse con los líderes religiosos. «Nos dijo que cree en la familia«, dijo Castaño.

Mientras tanto, los líderes evangélicos están ocupados preparando un documento en el que exponen sus inquietudes sobre la educación y la familia que pretenden presentar al Gobierno el 20 de octubre. «Esperamos que las propuestas lleguen a la mesa de La Habana [donde se desarrollan las conversaciones de paz entre el gobierno colombiano y las FARC] y que tengamos un representante allí», dice Pardo.

Puede interesarte

El sueño árabe: Los colombianos participan en la guerra de Yemen

Unos 800 ex militares colombianos entrarán en el puerto de la ciudad de Adén, en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.