EE.UU. establecerá centros de procesamiento para migrantes en América Central y del Sur

El gobierno de Biden está abriendo «centros de procesamiento» en países de América Central y del Sur que permitirán que los inmigrantes presenten solicitudes para ingresar legalmente a Estados Unidos como parte de un esfuerzo por reducir la migración ilegal en la frontera entre Estados Unidos y México, dijeron a periodistas tres altos funcionarios del gobierno Jueves.

Los primeros centros de procesamiento serán operados por organizaciones internacionales asociadas con EE. UU. y se abrirán en Guatemala y Colombia en las próximas semanas, dijeron los funcionarios.

«Las personas hablarán con especialistas para ser evaluados y, si son elegibles… serán referidos para el reasentamiento de refugiados u otras vías legales, como programas de libertad condicional, reunificación familiar o vías laborales existentes», dijo un alto funcionario de la administración. Los centros también pueden proporcionar a los migrantes servicios sociales o vías para reasentarse en Canadá, España o un país de su región.

Los nuevos centros son parte de la estrategia de la administración para ampliar la cantidad de vías legales hacia los EE. UU. y al mismo tiempo dificultar que los inmigrantes soliciten asilo en la frontera de los EE. UU.

El secretario de Estado Anthony Blinken y el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, anunciaron los centros de procesamiento, así como otros detalles del plan de la administración para trabajar con otros países para detener la «migración irregular» en todo el hemisferio occidental en una conferencia de prensa el jueves.

“Quiero agradecer específicamente a Colombia y Guatemala por su papel como excelentes socios de Estados Unidos en estos esfuerzos”, dijo Blinken. “Estos centros tomarán [an] paso importante para evitar que las personas realicen el peligroso viaje a la frontera al brindarles una opción legal mucho más segura para migrar que pueden buscar en y desde sus propios países».

Pero la administración de Biden todavía espera una oleada de inmigrantes en la frontera sur después del 11 de mayo, cuando se levante la prohibición del Título 42 por el covid.

«Nos hemos estado preparando para esta transición durante más de un año y medio”, dijo Mayorkas. “A pesar de esos preparativos, esperamos que aumenten los encuentros en nuestra frontera sur, ya que los contrabandistas buscan aprovechar este cambio y ya lo están haciendo”. trabajando arduamente difundiendo la desinformación de que la frontera estará abierta después de eso. Los encuentros elevados ejercerán presión sobre todo nuestro sistema, incluida nuestra fuerza laboral dedicada y heroica y nuestras comunidades».

Mayorkas dijo que EE. UU. estaba aumentando los recursos en la frontera, pero dijo que los fondos existentes del Congreso solo respaldarían una fracción de lo que finalmente se necesita. Los funcionarios federales de inmigración, así como los operadores de refugios locales, están preocupados de que EE. UU. no tenga los fondos o la capacidad para hacer frente al aumento esperado de más de 10,000 llegadas a la frontera por día después del 11 de mayo.

Mayorkas dijo: «Hacemos un llamado al Congreso para que proporcione los recursos que necesitamos para continuar nuestro trabajo. Estamos listos para trabajar con el Congreso para aprobar la reforma que se necesita desesperadamente en nuestro sistema de inmigración y asilo».

La administración también se moverá para eliminar más rápidamente a los inmigrantes que llegan a la frontera sur si no han buscado asilo primero en un país por el que pasaron o se han registrado para una cita en una aplicación de Aduanas y Protección Fronteriza conocida como CBP1.

Muchos migrantes han expresado su frustración por la escasez de citas disponibles, incluidos cientos que recientemente se apresuraron a llegar a un puerto de entrada en El Paso, Texas, solo para ser rechazados.

Los planes de la administración para expulsar rápidamente a los inmigrantes que no califican dependen en gran parte de la cooperación de México, que acordó continuar recibiendo inmigrantes de Venezuela, Cuba, Haití y Nicaragua en virtud de un acuerdo que ambos países anunciaron en enero. Los funcionarios de la administración no dijeron cuántos migrantes aceptaría México por mes o qué otras nacionalidades podrían ser expulsadas a México si no cumplen con los nuevos criterios para ingresar a los EE. UU.

Puede interesarte

Fernando Diniz comenta sobre los elogios de Jhon Arias a los psicólogos del Fluminense

(Foto: Lucas Merçon – FFC) Fluminense fue campeón de la Copa Libertadores la semana pasada …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *