Un joven turista ayuda a los investigadores de Edmonton a descubrir un raro fósil de pez colombiano

Los paleontólogos de Edmonton atribuyen a un turista avispado el haber descubierto un fósil de pez nunca antes visto en las losas de un monasterio colombiano.

El ejemplar de «pez lagarto», perfectamente conservado, tiene una antigüedad estimada de 90 millones de años y no tiene parientes modernos. El ejemplar, extremadamente raro, es el primer fósil de este tipo que se encuentra en Sudamérica.

«Este fósil fue uno de esos hallazgos inesperados y serendípicos», dijo el paleontólogo Javier Luque, candidato al doctorado en el departamento de ciencias biológicas de la Universidad de Alberta y coautor del artículo de investigación sobre el hallazgo.

Un descubrimiento único en la vida

«Fue una especie de descubrimiento único en la vida, en muchos sentidos».

El hallazgo se produjo en 2015 en el Monasterio de la Candelaria por parte de un niño que divisó la silueta de un pez en una de las losas del exterior del edificio del siglo XVII.

Curioso por la extraña roca, el niño tomó una foto y la compartió con el personal del Centro de Investigaciones Paleontológicas, un museo en la cercana Ráquira, Boyacá. Los trabajadores reconocieron enseguida que se trataba de un fósil y comunicaron el descubrimiento a la Universidad de Alberta.

La losa había formado parte del transitado camino durante más de 15 años, dijo Luque.

«Un niño que paseaba por allí vio lo que le pareció un pez y, efectivamente, hizo una foto con la mente inquieta de un niño», dijo Luque.

«Era un pez fósil, perfectamente conservado en dos dimensiones, simplemente tumbado, curtido por el paso de la gente por encima durante tantos años».

Impactante de ver

El museo y la universidad suelen colaborar en los hallazgos de fósiles en la zona, dijo Luque.

Tras recibir la llamada, un equipo de investigadores de la U de A se unió a los paleontólogos locales para seguir los pasos del niño y localizar y levantar la piedra para examinarla más a fondo.

Los investigadores pudieron rastrear los orígenes de la piedra fósil hasta una cantera cercana abandonada de la que los lugareños extraían losas para la construcción hace varios años.

El artículo de investigación sobre el fósil se ha publicado recientemente en el Journal of Systematic Paleontology. Su autoría es de Oksana Vernygora, una candidata al doctorado en la U de A que dirigió la investigación con la ayuda de su supervisor, y de Allison Murray, profesora de ciencias biológicas.

Las rocas datan del Cretácico Superior y se depositaron en una época en la que la mayor parte del norte de los Andes estaba bajo el agua, lo que explica un rico registro de vida marina en el corazón de la cordillera de los Andes.

«Se trata de un grupo totalmente nuevo de peces fósiles del período Cretácico en Sudamérica», dijo Luque.

El fósil es el de un pez de aguas profundas que habría prosperado en aguas rápidas.

Se le ha dado el nombre de Candelarhynchus padillai, que combina «Candelaria», el nombre del monasterio donde se descubrió el fósil, y la palabra griega para nariz «rhynchos», debido a su peculiar cara larga y delgada como una aguja.

Y aunque la historia del fósil se ha explicado en gran medida, la historia del pez tiene un misterio más.

Los investigadores han perdido el contacto con el niño que encontró el fósil. Sólo tienen su nombre.

Esperan que, con la reciente publicación de la investigación, el chico pueda aparecer, para poder darle el crédito adecuado.

«Desde luego, nos aseguraremos de reconocer adecuadamente este descubrimiento», dijo Luque. «Fue el ojo agudo de un niño que fue capaz de reconocer la forma de un fósil que no pudimos ver durante tantos años.

«Da un hermoso mensaje sobre mantener la curiosidad… y ser capaz de ver el mundo con ojos nuevos».

Puede interesarte

APLA ’23: Cartagena de Indias Colombia será sede de la reunión anual de APLA 2024

SAO PAULO (ICIS)–La 44ª reunión anual de la Asociación Latinoamericana de Petroquímica y Química (APLA) …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *